domingo, 16 de septiembre de 2018

¡Viva Karamazov!




Peter Viereck 

                              “….Y todos los muchachos gritaron: 
                                                             ¡Viva Karamazov!"
                                                                       Dostoiewsky


-¡Nada de eso! -gritó el río Ohio-. Quedan prohibidas las rosas y los ruiseñores a cualquier poeta que beba de nuestras aguas, tuyas o mías. ¡Oh esos crujientes ruiseñores del movimiento Reumático! Hoy día, Longfellow resulta un tipo de pocos vuelos. Es mejor un vivir extravertido que una lira muerta.
-Naturalmente -dijo el East River-. Es mejor una zumbadora dínamo que todos los disecados colibríes de aquel estúpido siglo. ¡Abajo las rosas! Pero ¿qué decir acerca de los tulipanes, los altos, orgullosos, clásicos y no olorosos tulipanes? ¡Es divertido! No sé por qué, pero me gustan.
-Pues a mí me gustan las ruedas, las tuyas y las mías. Esto es lo que me gusta -gritó el río Ohio-. Me gustan las ruedas que hacen chu-chu, chung-chung, dingdong; machacando, sí, los norteamericanos latidos de mi corazón: zum, zum, zum; todas esas estridentes y rechinantes mee-mee mecanizadas ruedas. Nosotros escogemos. ¡Jack Armstrong será rey! Yo no tengo nada contra un poeta, siempre que sea ver-da-de-ro, ¡Toma! Algunos de mis mejores amigos...
-Para él mis colinas de acero no serán más empinadas que lo que fue el Helicón -susurró el East River.
-¡Dios bendiga al equipo nacional! -gritó el río Ohio-. Perdicaris vivo o Raisuli muerto. Cincuenta y cuatro-cuarenta o el blanco de sus ojos. -Él espera -susurró el East River-. Su amor es tan grande que incluirá a nuestras ruedas. Él espera. Se burlará de las rosas. Reinvidicará a Nueva York y hará innecesarios a los ruiseñores. El espera nacer.
-Pollyanna desea una galletica -gritó el río Ohio-. Galletica, galletica; yo quiero una galletica de artificio. Quédate por aquí y admírame. Todas mis navajas de afeitar eléctricas Schick y Remington acaban de crear otra cabeza. ¿Qué tuvieron Cancerbero o la Hidra que yo...?
 -Tus minas más oscuras -susurró el East River- cantarán en su honor y los tulipanes de su voz serán blancos. Pero tus ricos alimentos cereales se avergonzarán de crujir ante su presencia; en su hora de jactancioso holgorio en el banquete de desayuno, como Belsasar serán golpeados, sí, hasta aquellos cuya clamorosa fragilidad sobrepasó las de John Altgeld y Dostoiewsky. Rechinar de dientes en la batalla de Creek, Philistigan: el pueblo de Israel se liberó de la esclavitud de la fingida robustez (Walt Whitman el Faraón que se ahogó en el Mar de Tinta Roja). Hollywood, horrorizado por la caída de la casa de los ujieres... Sí, sí, hay bálsamo en Gilead.
-¡Oh hija mía! ¡Oh ducados míos! -gritó el río Ohio-. Recuerda el Maine, recuerda la Pensión para Alimentos.
-Síntesis -susurró el East River-. Ruedas más tulipanes. Tulipanes manchados de hollín, supongo. Tulipanes sobre ruedas: su arma secreta: siempre para luchar contigo, Norteamérica, siempre para amarte. Ambas clases de redención valen para ti y para mí... ¿Abrirás esta noche las ventanas de tus ciudades a una nueva estrella gemela?
-Entonces, tres vítores por la síntesis -gritó el río Ohio, aceptando por fin-¡Dios bendiga ambas clases de Norteamérica! Y siempre así, siempre dándonos las manos. Viva Karamazov! ¡Dios bendiga a Nueva York!



 HURRAH FOR KARAMAZOV!

                                                        “...and the boys all cried: 
                                                     "Hurrab for Karamazov!"
                                                                            Dostoiewsky

"None of that!" Shouted the Ohio River. "No more roses and nightingales permitted to any poet who drinks our waters, yours or mine. Those creaking nightingales of the Rheumatic movementl Longfellow reads like a pretty short fellow nowadays. Better a live extravert than a dead lyre:"
"Of course;" whispered the East River. “Better one humming dynamo than all the stuffed hummingbirds of that stupid century. Out with the roses. But how about tulips, the tall proud classical unscented tulips? I'm funny that way; l do cling to them somehow:"
"But l cling to wheels, both yours and mine; that's what l cling to," shouted the Ohio. "Choo-choo wheels, chug chug wheels, ding-dong wheels; pounding-yes, my American heart-beats, thump, thump, thump; all those clankety-clank mech-mech-mechanized wheels, Choose we; Jack Armstrong shall be king! Not that l've anything against a poet so long as he's gen-u-ine; why, some of my best friends-"
"For him my hllis of steel will be no steeper than was the Helicon," whispered the East River.
"God bless the home team;" shouted the Ohio. "Perdicaris alive or Raisuli dead, Fifty-four forty or the whites of their eyes:"
"He is waiting," whispered the East River. "His love is so will satirize roses. He will justify New York and make the nightingales unnecessary. He is waiting to be born."
"Pollyanna wants a cracker," shouted the Ohio. "Cracker, cracker, l want a gadget-cracker, Stand round and admire me; all my Schick and Remington electric razors have just grown another head. What's Cerberus or Hydra got that l -"
"Your darkest coal mines," whispered the East River, "will sing in his honor, and the tulips of their voices will be white. But your health-food cereals will be ashamed to crackle in his presente; in their hour of boastful carousal at the breakfast banquet, like Belshazzar they will be stricken, yea even they whose loud crispness outshouted John Atgeld and Dostoyevsky. Gnashing of teeth in Battle Creek, Philistigan: the people of lsrafel delivered from the bondage of fake robusiness (Walt Whitman the Phaory drowned in the Red lnk sea). Hollywood aghast al the fall of the house of ushers - yes, yes, there is balm in Gilead:"
“O my daughter, O my ducats," shouted the Ohio. "Remember the Maine, remember the Alimony."
"Synthesis," whispered the East River. “Wheels plus tulips. Tulips smudged with soot, l suppose. Tulips on wheels: his secret weapon always: lo fight you, América, always to love you. Both kinds of redemption for both of us - will you open the windows of your cities to a new twin-star tonight?
Then it's three cheers for synthesis," shouted the Ohio, accepting al last. “God bless both kinds of America. And always so, all our lives hand in hand. Hurrab for Karamazov! God bless New York."


 Traducción Agustín Bartra


viernes, 7 de septiembre de 2018

Homenaje a la literatura




Muriel Rukeyser

Si imaginamos músicos con rostros de trompeta;
tocando el imposible, inimitable jazz,
ningún arte puede acusar ni el cañoneo herir,
ni, saliendo de nuestros sueños de dirigibles,
volver a ver al tullido sin tino
lanzando sus muletas de repente,

mientras los faroles golpean la desgarrada calle,
mientras los tres martilladores van, Uno, Dos, Tres, juntos
en el martinete de fragua,
y ningún signo de nuevos mundos aquieta el corazón.

Entonces, oh contempla el lago del poniente
hervir en el oeste, enrollar y cubrir
los latidos del corazón, y cómo sigue así,
mar tras mar, a la zaga de insoportables soles,
Piensa: la poesía reveló este paisaje:
Blake, Donne, Keats ...


Homage to literature

When you imagine trumpet-faced musicians
blowing again inimitable jazz
no art can accuse nor cannonadings burt,
or coming out of your dreams of dirigibles
again see the unreasonable cripple
throwing his crutch headlong as the headlights

streak down the torn street, as the three hammerers
go One, Two, Three on the stake, triphammer poundings
and not a sign of new worlds to still the heart;

then stare into the lake of sunset as it runs
boiling, over the west past all control
rolling and swamps the heartbeat and repeats
sea beyond sea after unbearable suns;
think: poems fixed this landscape: Blake, Donne, Keats.


Traducción Agusti Bartra


Antología de la poesía norteamericana, México, 1959. 

jueves, 30 de agosto de 2018

Baconbill



Dolores Labarcena

“¿Todavía estás durmiendo? Habla. Fui a la iglesia. De regreso pasé por Baconbill. Lo inauguraron por todo lo alto. Deberías verlo. Cientos de trozos de cerdo perfectamente alineados, bandejas con tacos de jamón y vino espumante, butifarras, chorizos. Compré. Afuera hubo protestas por las técnicas de matanzas y el sacrificio de animales”.

Si voy me juzgarán. Qué tengo yo que ver con la revista. ¿Debo acaso delatarlo? ¡Ayúdame! En ese dilema pasamos la tarde-noche en el Cófrade. Amancio jugaba con una pelota de tenis que hacía rebotar en el suelo y la mesa. Iré. No iré. Iré. No iré. Como las chicas que desprenden uno a uno los pétalos de una flor para saber si son correspondidas. Esto se repitió hasta que le agarré la muñeca. ¿Sabes cómo me siento? No. No soy un delator. ¿Tienes idea de lo que somos para ASPROREEST?, dijo con la barbilla clavada en el pecho. Un fatalista nato. Tengo un tío que trabaja en la morgue Principal. Los cadáveres no hablan, un día me lo explicó en la cantina El Beodo. ¿Comprendes?, claro que no hablan, pero con una tarjetica en el dedo gordo del pie se identifican: Yo soy fulano o ciclano. Y el forense solo tiene que averiguar: ¿ya reclamaron a Ravelo 94-61 o a Fidelio 59-65? Y Ravelo 94-61 o Fidelio 59-65 son vagabundos o revoliqueros que por la fecha y lugar donde fueron hallados los rebautizan en la Principal para el posterior reconocimiento de la policía o algún familiar. A uno el año pasado le pusieron Adán 80-67, porque lo encontraron desnudo entre hojas de parra en el Bosque de las Delicias. ¿Sabes cómo entré a trabajar en el departamento de planchas de impresión? A dedo, continuaba, y me explicó. Recomendado, sí, por ese tío mío, que a su vez era amigo del padre de Julián, quien fuera fundador de la fábrica, y antes, periodista de Figura, el papel con tinta. Lo agradezco. Claro que lo agradezco. Cómo no agradecer. Pero ahora, después del Cuarto Congreso de Reajuste Gubernamental o Proceso de Regeneración Aplicado Democráticamente en las Bases, según la orientación se harán purgas, y lo peor, sin contemplaciones. Tú, Julián, a un centro penitenciario… tú, Amancio... especulaba. Su paranoia formaba parte de esa época. Profético. Esa noche llegué a altas horas de la madrugada y me puse el pijama en el comedor. ¿Tú? Tú estabas dormida. Horrible, Erasma, ¡qué imagen! por un instante me vi en la morgue Principal, donde trabajaba el tío de Amancio. Y el pavor, ese antagonista de las horas muertas, se apoderó de mí. Con la sola idea de imaginarme la tarjetica en el dedo gordo del pie… Lo juro, te lo conté, apresuradamente me puse las pantuflas, pues no quería seguir pensando en lo que sucede después del deceso. ¿Tiene acaso preeminencia? Por lo mismo, ahora que me hablas de lo perfectamente alineados que están los trozos de cerdo en Baconbill, recordé a Amancio. Su miedo, aun siendo un fatalista, no era infundado. ¡Mira los años que pasó Julián en NUEVO DESPERTAR! Imagino. Una inauguración por todo lo alto… Así que tacos de jamón y vino espumante a voluntad. ¡Quién lo diría! Por lo otro que me cuentas, normal, ahora todos protestan por todo. Democracia. ¿Te acuerdas el altercado con los de la Ford? Sin embargo, gracias a la falta de raciocinio esas bestias van al matadero como si fuesen a pastar. Una expiración indolora. Las electrocutan con tecnología punta. ¿Amancio? Había que verlo, mientras más acalorado se volvía el diálogo, arremetía contra la pelota de tenis con el mismo furor con que un niño restalla un juguete. Le daba de tal forma a la pelota con la palma de la mano, ora al suelo, ora a la mesa, ora al suelo, ora a la mesa, que la acción parecía el reloj de su propio verdugo. Por tal motivo le agarré la muñeca, y no solo eso, le insinué que si no estaba preparado se buscara una excusa urgente. Uff… lo que es hablar del pasado. Para ser franco, cuando abrí esa puerta y me puse el pijama, sentí una soledad incipiente. Por mi parte, pretendía disipar la turbación, ideé alegatos verosímiles, y hasta escribí, no uno, sino varios borradores. Pensé, y fue un error garrafal, que siendo miembro del Sindicato de la Industria del Papel les arrancaría una disculpa oficial a los de ASPROREEST con respecto al desliz de Julián. ¿Qué habrá sentido Séneca, quien tanto hizo por lavar la imagen de Nerón, a fin de restar importancia al crimen de Agripina, cuando más tarde fue condenado a muerte? Porque en mi caso, no me metí en la bañera para acabar asfixiándome como los estoicos, pero sufrí un ataque de tos que me dejó doblado en la dormilona de rayas, con el balcón abierto... Considérate como nosotros, sin salida, arrojados a las fauces del león. Esto no es Suecia, y no se va a convertir en Suecia. Así que busca cómo librarte, me dijo Amancio cuando nos despedimos en la gasolinera. ¿Que qué hice? Pues me encogí de hombros. Aquella extenuación suya asomaba como una dolencia postrera. Esto no es Suecia, y no se va a convertir en Suecia. ¡Un exordio! Semejante al  Brit milá. “Solo con esta condición ellos van a aceptar quedarse a vivir con nosotros y convertirnos en un solo pueblo: Así como ellos están circuncidados, todo hombre entre nosotros debe hacerse la circuncisión”. Génesis 34:22. ¿No lo ves? Bíblico. Por mucho que intentan barnizarlo, el sistema nos impone circuncidarnos sin cuchillos de pedernal, a mansalva dialéctica. ¡Cadáveres! Y los cadáveres no hablan, un día me lo explicó mi tío en la cantina El Beodo, que con una tarjetica en el dedo gordo del pie se identifican: Yo soy fulano o ciclano, seguía Amancio hostigándome, entonces perdí los estribos. ¡Calla! Te comportas como un pendejo, dije y le agarré la muñeca, con lo cual, la pelota rodó a su libre albedrío distanciándose de la inercia a que la sometía la mano frenética de Amancio. Nadie te obliga a ir. Pero hazme caso, si no te presentas busca un justificante, le dije. ¡Lo importante es ganar el liderazgo y colgarse el solapín!, gritaba sin tacto alguno el díscolo de Julián, un día sí y otro también, en el comedor, delante de cuadros y sindicalistas. No. A estas alturas no me permitiría por ningún concepto criticarlos. Profético. Desde el minuto uno, o sea, desde que nos sentamos en el Cófrade a analizar los pros y los contras, estuve convencido que si iba y declaraban inocente a Julián, de todas formas Amancio actuaría mal, es decir, no apoyaría ni el SÍ ni el NO, y las abstenciones, ya sabes, eran penalizadas. Así que tacos de jamón y vino espumante en la inauguración de Baconbill. ¿Lo de esas asociaciones? Comprensible. Están en su pleno derecho. Antes no. De-mo-cra-cia. Gracias a la falta de raciocinio, esas bestias van al matadero como si fuesen a pastar. ¡Así estarán de sabrosas!... Lo escribí en mi diario, puso pies en polvorosa. Pero de la amonestación pública no hubo dios que lo salvara: comprobaron in situ que el Hago Constar médico se lo había firmado su tío forense. Es mi amigo, pero reconozco que Amancio nunca fue el abanderado sino el loco de la bandera. ¿Qué compraste, costillas o lomo?


Fragmento de Cachemir, Aduana Vieja, 2016



martes, 21 de agosto de 2018

Un sapo vale por dos avispas



Henri Michaux 


Un sapo vale por dos avispas.

Algunas avispas, no obstante, son más grandes que las de Europa. Su vuelo es rápido, centellante. Matan a los gorriones en pleno vuelo. Cuando se posan, están al abrigo; pero ellas los acosan hasta que emprenden de nuevo el vuelo.

Vuelan por encima y los pican en el vientre. El dardo larguísimo les atraviesa los finos pulmones sin doblarse. Los chirridos penetrantes, tan peculiares, que oímos a veces y que nos arrojan a la ventana, son los gritos de algún ave dolorosamente herida. Más tarde cae, hinchada en extremo, y hasta que sobreviene la muerte, ya apenas se mueve.

El veneno de la avispa se usa en la magia negra. El veneno del sapo es superior aunque más frío. Mézclase mejor a los alimentos; asegura la maldición que parece casi obedecer.


Traducción de Roger Ferrán.

Orígenes, invierno 1946.

lunes, 20 de agosto de 2018

El meteoro del 13 de agosto





  Terrible será la noche cuando el hombre,
  en ausencia de la verdad, suprima
  la superstición de la verdad.

Las tres fases del meteoro corresponden a los tres hados o, si lo preferéis, a los tres caminos errados por los que avanza nuestra vida, se detiene y se consume, casi completamente desprovista del libre albedrío. Ellas describen los tres estados soberanos, mas imposible es afirmar cuál ejerce primacía pues cada una nos ofrece la ilusión de ser sentida más profunda, desesperada y alegremente, de la misma forma y casi al mismo tiempo. En esta sucesión de breves párrafos intentamos una domificación que sólo puede ser, desgraciadamente, aproximada.  


El meteoro del 13 de Agosto

[nova]

Primer rayo que duda entre la imprecación del suplicio y el amor magnífico.
El optimismo de los filósofos no nos basta.  
La luz de la roca resguarda un árbol mayor. Avanzamos hacia su visibilidad.
Siempre mayores los esponsales de las miradas. La tragedia que se prepara se alegrará aún de nuestras limitaciones. 
El peligro nos arrebata toda melancolía. Hablábamos sin mirarnos. El tiempo nos tenía unidos. La muerte nos esquivaba.
Alondras de la noche, estrellas, que giran sobre las fuentes del abandono, sean progreso a estas cabeza que duermen.
Salte de mi lecho bordeado de espinos. Con los pies desnudos, conversaba con los niños.


Traducción: José Rodríguez Feo


miércoles, 15 de agosto de 2018

Remate



Arthur Rimbaud


En venta lo que los Judíos no han vendido, lo que ni la nobleza ni el crimen han saboreado, lo que ignoran el amor maldito y la probidad infernal de las masas; lo que ni el tiempo ni la ciencia reconocerán:

Las Voces reconstituidas; el alerta fraternal de todas las energías corales y orquestales y sus aplicaciones instantáneas; ¡la ocasión, única, de liberar nuestros sentidos!

¡En venta los Cuerpos sin precio, fuera de toda raza, de todo mundo, de todo sexo, de toda descendencia! ¡Las riquezas saltando a cada paso! ¡Remate de diamantes sin control!

¡En venta la anarquía para las masas; la satisfacción irreprimible para los aficionados superiores; la muerte atroz para los fieles y los amantes!

¡En venta las habitaciones y las migraciones, deportes, magias y confort perfectos, y el ruido, el movimiento, y el porvenir que hacen!

¡En venta las aplicaciones de cálculo y los saltos inauditos de armonía! Los hallazgos y los términos insospechados, posesión inmediata, –posesión inmediata.

¡Impulso insensato e infinito hacia los esplendores invisibles, hacia las delicias insensibles, –y sus secretos enloquecedores para cada vicio –y su alegría aterradora para la multitud.

¡En venta los Cuerpos, las voces, la inmensa opulencia indiscutible, lo que no se venderá jamás. ¡Los vendedores no están finalizando el remate! ¡Los viajantes no tienen que devolver tan pronto su comisión!


Traducción de Cintio Vitier


lunes, 30 de julio de 2018

El sertanero hablando



João Cabral de Melo Neto


El habla a nivel del sertanero engaña:
las palabras vienen como rebuscadas
(palabras confite, golosina) en el glasé
de una entonación suave, endulzada.
En lo que bajo ella, dura y endurece
el hueso de piedra, la almendra pétrea,
de ese árbol pedregoso (el sertanero)
incapaz de no expresarse en piedra.

2

De ahí que el sertanero hable poco:
las palabras de piedra ulceran la boca
y en el idioma piedra hablar es doloroso;
lo natural de ese idioma habla a la fuerza.
De ahí también que hable lentamente:
tiene que coger las palabras con cuidado, 
confitarlas en la lengua, degustarlas;
pues toma tiempo todo ese trabajo.  


O sertanejo falando

A fala a nível do sertanejo engana:
as palavras dele vêm, como rebuçadas
(palavras confeito, pílula), na glace
de uma entonação lisa, de adocicada.
Enquanto que sob ela, dura e endurece
o caroço de pedra, a amêndoa pétrea,
dessa árvore pedrenta (o sertanejo)
incapaz de não se expressar em pedra.

2.

Daí porque o sertanejo fala pouco:
as palavras de pedra ulceram a boca
e no idioma pedra se fala doloroso;
o natural desse idioma fala à força.
Daí também porque ele fala devagar:
tem de pegar as palavras com cuidado,
confeitá-las na língua, rebuçá-las;
pois toma tempo todo esse trabalho.


Versión: Pedro Marqués de Armas