Translate

viernes, 22 de diciembre de 2017

Balada del psicoanálisis



Lawrence Durrell


(Lunes)
Sueña que la persigue un negro presumido
Pero una caída de agua en el rostro de carbón obstruye el sueño.
Algo largo y enjuto como un cable,
Lento como un glaciar, frío como cosmético,
Algo en su interior susurra: "¡Grita!"

(Martes)
Sueña que la persigue un hombre en camisón,
Lawrence de Arabia vestido con una sábana,
Luego la encierran los tripulantes de un barco Liberty con
Pilas y pilas y pilas de carne enfriada
Mientras las voces repiten: "Come".

(Miércoles)
Sueña que está esposada a un empresario de bailes,
Que la persiguen alrededor de una pista de patinaje:
Engulle el anillo de compromiso de su dedo,
Cae en un charco pero no puede hundirse
Aunque sus prendas íntimas comienzan a encoger.

(Jueves)
Sueña que es reina de una montaña de corcho,
Demasiado caliente para caminar sobre ella, demasiado fría para usarla.
Desnuda, pincha con un tenedor de tostadas
Una estatua de Venus recostada:
No se cobran extras por el deterioro natural.

(Viernes)
Sueña que es un equipo de perros que arrastra al pobre Scott
De un tirón hasta los confines del polo,
Pero de súbito la nieve se vuelve ardiente,
y cuando llegan el polo es apenas un agujero vacío,
Un geyser que silba en una montaña de carbón.

(Sábado)
Sueña que es la reina de una civilización urbana,
Encantadora como Elena pero condenada a ajarse.
Bajo sus muslos fluyen los ríos capitales,
El Rin y el Valga mansos como aceite,
Hamlet le ofrece un florete embotado.

(Domingo)
¿Qué tiene ella, que nosotras no tenemos?
¿No es acaso feliz y además encantadora?
Sueña que su marido es un director de Banco
Encerrado en la jaula de los monos del Zoológico.
Éste es el cuadro clínico, pero ¿qué podemos hacer?



 Versión de la Revista REUNIÓN. Buenos Aires, Verano/1949. Se reprodujo en Revista de la Universidad de México, Enero-Febrero, 1963. p. 48. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario